20 Consejos para ahorrar en casa

20 Consejos para ahorrar en casa

Para poder ahorrar en casa y conseguir llegar a fin de mes tienes que empezar por analizar tus actitudes dentro del hogar. Evidentemente, el buscar las ofertas en los supermercados y reducir el gasto ayudará. Pero, el primer paso, tiene que ser modificar tu comportamiento  en la manera e que usas los recursos de tu vivienda.

ahorrar en casaCrédito de la imagen: Pixabay

Aunque no lo creas, ahorrar en casa energía, por ejemplo a la hora de cargar el teléfono o en la manera en que consumes el agua serán de mucha ayuda para no gastar tanto dinero en las facturas.

No malgastes electricidad

Una manera de ahorrar en casa es teniendo mucha precaución con la energía y no despilfarrarla. Si no estás usando un electrodoméstico, por ejemplo el ordenador, no lo dejes prendido ni en modo hibernación. A pesar de que el consumo de estos así no es mucho, puede llegar a suponer el 12% del montante total de tu factura de la luz.

Bombillas de bajo coste

Las bombillas de bajo coste son de gran ayuda para no consumir mucha electricidad en el hogar. Asimismo, ten cuidado de apagarlas cuando no estés en una estancia ya que así se hace un gasto innecesario.

Es importante que sepas que una luz eficiente gasta casi un 80% menos que los focos incandescentes y duran entre 10 y 15 veces más.

Procura soluciones que iluminen naturalmente

Planificar la iluminación de una habitación de la casa es fundamental para el ahorro de energía. Una óptima solución es pintar las estancias de a casa con tonalidades claras, sobre todo si son cuartos que no reciben mucha luz solar.

Revisa las instalaciones

instalacionesCrédito de la imagen: Aspenblindrepair

En ocasiones, existen fugas de agua o luz, por ejemplo, que no se ven a simple vista. Por ello, presta atención al montante que pagas en cada recibo y si ves que es elevado, verifica las instalaciones con la ayuda de un profesional. Asimismo, es aconsejable hacer un chequeo cada 10 años, en las casas nuevas y cada 5 en las que tengan más de 25 años de edad.

Invierte en las ventanas

Ya se sabe que lo barato sale caro. Es mejor que inviertas plata en unas ventanas de calidad y buenas a que adquieras unas baratas. En primer lugar, te durarán más tiempo. Por otro lado, harán que  el frío no se cuele por las rendijas dado que estarán bien selladas. De esta manera, no malgastarás dinero en electricidad al no consumir ni tanto aire acondicionado ni tanta calefacción.

Adquiere buenas persianas

Las persianas tienen que ir a juego con las ventanas y estar a la misma altura en cuento a calidad. Si, por ejemplo, compras unas ventanas aislantes pero las persianas no lo son, no lograrás el efecto deseado de ahorrar en casa ya que las dos deben ser vistas como un paquete.

Compra electrodomésticos eficientes

Cuando acudas a una tienda, intenta siempre comprar uno que tenga la letra A. Todo y que son más caros, a priori, a medio-largo plazo son mejores ya que gastan menos y conseguirás economizar más de 600€ en la factura de la electricidad.

Evita abrir la nevera a cada rato

neveraCrédito de la imagen: Womensfitness

Dado que cada vez que se abre la heladera ésta tiene que usar más energía para nivelar la temperatura de dentro, no es bueno que estés abriendo con regularidad. En dicho proceso, se desperdicia hasta un 7% de energía. Por tanto, cuando vengas de hacer la compra, junta todos los productos que son para el frigorífico y mételos de una vez sola.

Deja de comer fuera de casa

En ocasiones, por causa del trabajo es preciso comer fuera los días laborables. Sácala la cuenta del dinero que desembolsas por mes en el bar y verás que es una cantidad considerable.

Empieza a cocinar en casa y hacerte tuppers. Esto te permitirá comer más saludable y ahorrar dinero.

Aquí puedes conocer la mejor manera de preparar los tuppers y cómo se debe almacenar la comida en el refrigerador.

Compra alimentos de temporada

Parece obvio, pero algunas personas se olvidan de este pequeño detalle. Los productos que no son de temporada, además de tener una calidad inferior, cuestan un 15% más. Por lo tanto, cíñete a los alimentos de temporada.

Evita comprar en exceso

Cuando haya una oferta de un alimento seco, mira bien la fecha de caducidad y piensa si lo vas a usar. En ocasiones, se colocan en el fondo de la despensa y nunca más se usan, por lo que estos caducan.

Por esto, no es bueno comprar compulsivamente para poder ahorrar en casa. Es mejor que compres de a poco y teniendo en cuenta tus necesidades. Así, no tendrás que desperdiciar alimentos.

Compara precios

cuentaCrédito de la imagen: Pixabay

Compara qué servicios y precios tienen otras compañías de teléfono móvil, teléfono fijo, televisión, o internet, así como de la luz y el gas en la medida de lo posible. Ten en cuenta el uso que le vas a dar y si te compensa tener una tarifa elevada. A veces hay paquetes que te compensarán más que tenerlo todo por separado con diferentes compañías.

Planea el gasto mensual

Haz un planning de todos los gastos fijos que tienes. Luego, una vez que empiece el mes, ves anotando todo lo que vas gastando e intenta ceñirte a las cuentas que habías hecho. De esa manera, te darás cuenta en qué te gastas el dinero.

Lava con agua fría

Lavar la ropa en la lavadora con ropa fría, además de permitirte ahorrar en casa ya que esta acción disminuye el gasto eléctrico de ésta en un 90%, hará que tus ropas se conserven más que si las limpiases con agua caliente.

Plancha cuando tengas varias prendas

El consumo energético que tiene la plancha hasta llegar a la temperatura necesaria para su uso es muy grande. Por tanto, quita las arrugas de tus prendas de vestir cuando hayas acumulado varias. No la prendas sólo para almidonar una pieza por día.

Usa ventiladores de techo en el invierno

Puede parece una locura, pero esta opción es muy útil para ahorrar en casa en invierno. Los ventiladores cuentan con una función que se denomina «modo invierno». Una vez que se activa, la dirección de las aspas se invierten y dirigen el aire caliente que se eleva hacia abajo. De esta manera, permite que le calor se conserve y gasta mucho menos que la calefacción.

Muévete en transporte público

autobusCrédito de la imagen: Guias-viajar

Agarra el ómnibus, el metro, el tranvia o el tren para moverte por la ciudad, para ir a trabajar o para salir de fiesta. Además de ser más barato que un coche, en ocasiones es más rápido y te permite ir estudiando, leyendo o viendo alguna serie.

Cambia el coche por la bicicleta

Para recorridos cortos, y siempre que sea posible, cambia la bicicleta por el coche. Por un lado, haces deporte y, por otro, contaminas menos.

Reutiliza

No uses una bolsa diferente cada vez que vas a hacer la compra. Reutilízalas porque estás economizando y ayudando al planeta. También puedes hacer lo mismo con los tarros de cristal. Con estos frascos de vidrio puedes hacer diversos objetos para tu casa. Las cajas de madera o las pilas recargables son otras opciones para ahorrar en casa.

Repara

Cuando una cosa se rompe, se puede remendar. No tires a la basura el objeto y compres otro. Encuentra la manera de arréglalo. Si no sabes cómo, busca en internet o pregunta a alguien ya que en la mayoría de casos, tiene solución.

Consejo final:

Es muy educar a los niños en el ahorro para que sepan el valor de las cosas y enseñarles la importancia de cuidar del planeta porque el calentamiento global está destruyendo la naturaleza hasta el punto de que en unos años la cerveza podría desaparecer. Por eso, el ahorrar en casa también te permitirá ayudar a la conservación del ecosistema.

Por último, si quieres descubrir cómo ahorrar en las vacaciones, en el siguiente vídeo tienes 12 trucos.



Source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *