Autoconsumo, la energía alternativa con una rentabilidad mayor a las compañías eléctricas

Autoconsumo, la energía alternativa con una rentabilidad mayor a las compañías eléctricas

Los sistemas de autoconsumo se consagran como la alternativa más fértil para hacer frente a las instalaciones de gas actuales, en un intento por mitigar los efectos de las partículas nocivas y contaminantes que desprendes. Pese a que se trata de un equipo emergente que todavía posee mejoras para adaptarse a todo tipo de hogar, lo cierto es que se sitúa a la vanguardia del progreso para un medio ambiente más limpio y sostenible.

La comunidad científica, en un intento por solidarse con la crisis climática del presente, debido  a la sobreexplotación de combustibles como el petróleo, del que derivan el gas butano o el propano, y los materiales como los plásticos; se empezaron a fijar en las energías renovables para construir un futuro más verde. Se tratan de fuentes gratuitas, inagotables y que proceden de la naturaleza propia. Por lo tanto, sus recursos se pueden aprovechar al máximo sin dañar al planeta.

Definición del autoconsumo y su importancia en la vivienda

Pero, ¿qué es el autoconsumo y de dónde procede su importancia? Se trata de una instalación en la que el usuario es el propio productor de su energía a través de equipos que recogen los beneficios de fuentes como el Sol, el viento o el agua para transformarlos en consumo eléctrico para el hogar. 

Su importancia, por lo tanto, deriva en el impacto medioambiental que consigue disminuir. A través de paneles fotovoltaicos, el usuario extrae la radiación solar para obtener consumo energético, agua caliente sanitaria y calefacción. Se trata de un mecanismo sencillo que no gasta más de lo justo y necesario, ya que posee baterías de almacenaje que guardan la energía sobrante para emplear por la noche.

Así, el usuario, en consecuencia, experimenta un ahorro considerable en la factura eléctrica del mes, ya que una de las ventajas más destacables del autoconsumo supone la independencia energética que genera, pues estos equipos no se conectan a la red eléctrica convencional. De este modo, en el momento en el que no se desee emplear el sistema por cualquier razón, se puede volver a dar de alta el servicio a la compañía de luz corriente sin ningún problema. De hecho, ambos sistemas pueden convivir en un mismo entorno sin la necesidad de darse de baja.

Su demanda se encuentra en pleno auge y cada vez son más los hogares que desean apostar por estas instalaciones para contribuir a un mundo más verde. Sin embargo, no todas sus aplicaciones presentan aspectos relevantes. Es decir, se trata de una instalación que en los países nórdicos, como es el caso de Noruega, Reino Unido, Suecia o Dinamarca funcionan a la perfección por el tipo de hogares que predominan, además de que la conciencia medioambiental es mayor y, por lo tanto, no les cuesta tanto cambiar los hábitos de consumo.

España presenta la particularidad de viviendas en bloque, una construcción que no favorece el uso y extensión de las energías renovables porque no se rentabilizan del todo porque para su correcto funcionamiento, el hogar debe disponer de un exterior amplio que permita la instalación de placas solares.

Existe una alternativa a los planes fotovoltaicos para las viviendas en bloque. No obstante, el nivel de economía sube y no se llega a rentabilizar del todo su potencial. Lo bueno del autoconsumo es que posee una vida media de unos 30 años y en todo ese tiempo, el usuario recupera la inversión en forma de facturas eléctricas más baratas. Pero, en estos casos, no sucede.Aun así, los sistemas de aerotermia sí consiguen rentabilizar la inversión, ya que se ajustan más a la demanda de los hogares españoles. Además, una solución factible para que se pueda prácticas en los bloques de piso supone la aplicación del autoconsumo compartido entre todos los miembros de la comunidad. De esta manera, las placas se pueden colocar en los tejados para aprovechar al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *